Becas media superior para jóvenes activos

Becas media superior para jóvenes activos

Tal vez estemos frente a una de las becas media superior más sui generis de su género, ya que la meta que se plantea alcanzar a mediano plazo, es la de fomentar la participación de los grupos juveniles en actividades que beneficien a las distintas comunidades, principalmente en las zonas fronterizas.

Dicho de otra forma, con ejercicios como este se planea incentivar a que tanto los jóvenes norteamericanos como los mexicanos coadyuven buscando una meta común encaminada hacia el entendimiento y la cooperación entre ambas naciones.

A manera de complemento, la Secretaría de Educación Pública, ha dispuesto una serie de mecanismos que les brindarán a los estudiantes las herramientas necesarias para convertirse paulatinamente en lo que se conoce como “Agentes de Cambio”, es decir, ciudadanos que puedan cambiar las condiciones de vida de una región determinada.

Todo esto y mucho más es lo que se encuentra en los preceptos de las becas media superior de “Jóvenes en Acción”.

La única condición inalienable es que los estudiantes se hallen matriculados en escuelas públicas de educación preparatoria.

Otras características importantes

– Vale la pena señalar que becas media superior como esta, no otorgan ninguna clase de beneficio económico, ya que los incentivos se dan en especie.

Por ejemplo, al estudiante que vive dentro del territorio nacional, se le pagan los traslados México/Estados Unidos/México. Eso sin contar que todos los materiales que se realicen durante el curso (un mes) también corren por parte de la institución educativa.

– Alojamiento ininterrumpido hasta que termine el curso.

– Tres comidas al día.

– Seguro de gastos médicos en caso de alguna emergencia o accidente grave.

– Visa para estudiantes sin costo.

– Ser mexicano por nacimiento.*

* Las personas que tengan las dos nacionalidades (mexicana y estadounidense respectivamente) no podrán participar en la obtención de este tipo de becas.

– Estar inscrito en el primero o segundo año de bachillerato.

– Contar con un promedio mínimo global de 8.5.

– Poseer un buen nivel de inglés (Al menos haber obtenido 400 puntos como mínimo en el Test of English as a Foreign Language Institutional Testing Program).

– Tener un número fijo en donde se le pueda localizar utilizando una clave de larga distancia.

– Cuenta de correo electrónico alojada en Gmail.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *